11 octubre 2008

44. Culpar al Ministro Corbacho, no es de recibo

Que el señor Ministro Corbacho, de apellido gallego y apariencia de buena gente, cargue con lo del aumento del paro, no es de recibo. ¿El por qué?:

-Hereda un Macro-Ministerio seccionado en tres, lo que conlleva una disminución de la eficacia de las políticas sectoriales.
-Recibe un Ministerio estructurado para etapas de bonanza, económica y del empleo.
-Toma el testigo en un momento de desaceleración, económica y laboral.

Esta persona bregada y de hondo cariz progresista, superará, en el período de un año, la imagen de responsable del desajuste socio–laboral y se definirá como un buen gestor, que lo es, de las políticas activas de empleo y de protección del desempleo.

Hay que esperar que el próximo año, primer presupuesto público del departamento ministerial de su inspiración, implemente estructuras e instrumentos de fomento y promoción del empleo, los coordine con el resto de administraciones territoriales y consiga aunar recursos, voluntades y esfuerzos para ganar la batalla al drama social del desempleo.

Presenta una vis de persona seria y esforzada. Con mucha capacidad de superación y acostumbrada a los avatares adversos de la vida. Y la personalidad forjada cuenta mucho en los puestos de responsabilidad. Ahora bien, el Gobierno y las Cortes están obligados a dotarle de recursos que posibiliten el fomento empresarial y del empleo. No hay en este país ningún instrumento (Agencia, Organismo Público…), que sume las políticas de creación de empresas con las de creación de empleo en sus diversas modalidades. Mucho se habló de "ventanillas únicas", etéreamente, y poco de Institutos Públicos de Promoción Empresarial y Laboral, al estilo del existente en otros países más planificadores, como Japón, asunto pendiente desde la época de Felipe González, dicho y recordado por él en comparecencia pública. Un Ministerio al servicio de la planificación empresarial y laboral. Un órgano gubernativo que unifique instrumentos, diseminados y de enfoque parcial y lateral, en los ámbitos de política industrial, empresarial, laboral, promoción y equipamientos, etcétera.

Corbacho, es un buen gestor que está al frente de un área importantísima para el desarrollo de un país y de su ciudadanía, désele una oportunidad, como a las personas desempleadas, y los medios, como también a ellas.

Por Jaime Tornero

No hay comentarios: