30 diciembre 2008

54. Confianza para el Alcalde Abel Caballero

Y aunque es innegable que habría sido oportuno políticamente que el Alcalde de Vigo, Abel Caballero se hubiese personado ante los trabajadores de Cableados Auto; tampoco puede negarse que no es persona que busque notoriedad pública, sino que en el trabajo y la constancia esta su buen hacer. Pero no se puede interpretar que ha hecho un feo a los trabajadores, nada mas lejos de la realidad, puesto que en su representación, por motivos de compromiso de agenda, ha comparecido el concejal de Promoción económica, Empleo y Participación ciudadana, Hector Santos, hombre de su confianza, respetado sindicalista en el ámbito de la Comarca.

Es incuestionable el compromiso del Alcalde Caballero con la ciudad de Vigo y por ende con la clase trabajadora que, en estos momentos, es la que en precario sufre la crisis mas galopante. Su compromiso por el empleo lo es también con aquellos que, en estos momentos, a causa de la quiebra del sector de la construcción, pasan en un nivel muy elevado, a formar parte de los desempleados en las listas del INEM.

Muchos desconocen que en gran medida, el compromiso del Alcalde, parte de la política local en materia de empleo y, por lo tanto, de aquella que trata de paliar la crisis que afecta a este sector vapuleado. Se están adoptado medidas en coordinación con el Gobierno Central y la Xunta de Galicia, con una inyección muy importante de dinero público que proviene del Gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero, que dota a los municipios junto con un Plan de Reactivación de las economías desde su núcleo principal, los municipios, con el fin de poner freno a la crisis y con el objetivo de sostenimiento e impulso de la capacidad creadora de empleo que pueden generar los ayuntamientos y que pueden suponer un crecimiento en movimiento circular ascendente a los ámbitos próximos, es decir, provinciales, autonómicos y, en ultima instancia, al ámbito nacional.

En nuestra ciudad, gracias a estas ayudas se podrá dar trabajo, tanto en tareas de humanización y reparación de calles, jardines, etcétera, a un contingente muy importante de trabajadores del sector de la construcción, que, obligatoriamente, tienen que estar inscritos como desempleados en el INEM. Incentivar empleo en un sector, habrá de activar el consumo necesario para empujar otros sectores. Todo ello repercutirá en una mejor calidad de vida para el ciudadano vigués, de nacimiento y de adopción. Una labor que, no podemos obviar, se está haciendo desde el Gobierno socialista del Alcalde Abel Caballero en sólo un año de presidencia en Vigo. ¡Démosle todos los vigueses un voto de confianza!

Por Dolores Sánchez Monclova

No hay comentarios: