08 febrero 2009

64. ¿Ganará Núñez Feijoo?

¿Serán ciertas las previsiones?. El convencimiento general es de que el voto del Partido Popular es fiel por naturaleza, son muchos los votantes que de antemano tienen decidido por sistema votar al PP.

En las anteriores elecciones tan sólo le faltaron al PP, 7.000 votos para alcanzar la mayoría absoluta, siete mil votos que bien pudieran tratarse de indecisos y de otros votantes cansados del gobierno conservador repetitivo del Señor Fraga, quienes a última hora se decantaron por votar a nacionalistas y socialistas. Fueron también muchos los votantes de otras fuerzas políticas, sobretodo de izquierdas, que optaron por dar su voto a la opción progresista.

El optimismo que algunos sectores del partido socialista derrochan por doquier, debería moderarse. Es cierto que si en lo que queda de semana hasta la convocatoria efectiva del proceso electoral, se dieran algunos gestos valientes por parte de personas poderosas del partido, un número interesante de votantes podría decidirse por dar una oportunidad más condensada al PSdeG- PSOE.

Pepe Blanco, llama caimán a Feijoo y le dice que dé explicaciones. No es consciente el Vicesecretario General de PSOE que, si Feijoo tiene buenos reflejos, le puede pedir ciertas explicaciones a Blanco, en cuestiones de las que el popular conoce bien por haber sido responsable máximo en el ámbito del Estado. Asuntos que en el PSOE han dejado hacer, mirando para otro lado y que de salir a la luz supondrían un fuerte desengaño para el lado social del electorado.

No pueden ver con agrado los trabajadores, un gigantesco descuido en materia de salud laboral, en empresas que deben dar ejemplo al estar dirigidas por iniciativa de quienes ahora piden su voto. Más grave resulta y menos ha de gustar a los trabajadores votantes, que se esté consintiendo la existencia de personas con antecedentes penales, en puestos de responsabilidad y realizando actos propios de una Administración Pública.

El Bloque Nacionalista Galego, que ha gobernado en coalición con el PSOE en Galicia, ha tenido como bandera en el Gobierno de la Xunta la Vicepresidencia de Igualdade, cuyo titular es el candidato a Presidente Anxo Quintana. Justamente en su departamento se está dando la más representativa de las desigualdades; justo, entre quienes son los encargados de acercar a los ciudadanos las cuestiones sociales.

A los ciudadanos les repugna el despilfarro, el cinismo, el engaño, pero les sobrecoge saber que quienes piden el voto, además, gestionan incumpliendo normas que exigen a los propios votantes, en su quehacer diario, como trabajadores o como empresarios.

Las cosas están cambiando sin ninguna duda, la ciudadanía sigue los acontecimientos venidos de otros lares y no les valen gestos aparentes, cara a las elecciones, imitando decisiones firmes y formales adoptadas por OBAMA. Debe copiarse la ética. Resulta incluso ridículo, observar actitudes calcadas de acontecimientos surgidos en EEUU, aldeano incluso, escuchar canciones dedicadas a Quintana, en pura imitación a las que en su momento el sector hispano cantó a Barack Obama.

Los expertos hablan de una explosión social hacia los gobernantes.

En Galicia, los gestos de quienes como Pepe Blanco piden explicaciones y claridad, han de darse ahora, una semana antes del comienzo de las elecciones, un día después podría ser demasiado tarde, no sólo en el ámbito de los comicios, quizá lo pague en el amplio ámbito de sus verdaderas competencias.

Las cuentas están apretadas, el debate está servido.

Salvo mejor parecer

Baldo

2 comentarios:

Ramon dijo...

Blanco parece un candidato. Mete mucho el dedo en estas elecciones pero no arregla los asuntos que le traeran su propia ruina política.

Puede ser que en Galicia sea donde pegue el tropezon, si no hace bien las cosas

Remedios dijo...

Blanco tiene los días contados