17 julio 2009

102. El Valor.

(Foto de un Graffiti urbano en VIGO)


Ver dichoso al Alcalde de tu ciudad, como queriendo participar del juego de unos niños Saharauis, entretenido, menos metido en el papel político, quizás por respeto a la presencia de los socios de Gobierno, pero al fin cercano a la causa, menos enfrascado en la apariencia.

Asistir a una tertulia sobre el aborto y la vida. Notar el dinamismo con el que se defienden las distintas posturas, a fuerza de diálogo, con el extremismo del respeto.

Comprobar como los mensajes capciosos, malintencionados y crispantes no encuentran encaje.

Ser parte integrante de la ilusión ante la posibilidad de que se hagan reales las promesas del Presidente, quién a base de paciencia y tozudez va hilando la madeja del G-20, del diálogo social, de la recuperación del espacio económico, de la puesta a punto en el ámbito territorial, no sin desgracias puntuales como la del cargo de Correos que firma falsedades.

Son cosas, todas ellas, que de una u otra manera debemos estar viviendo casi todos. Se está produciendo realmente un cambio desde cada uno de nosotros, al margen de cualquier influencia exterior. Eso es un valor.

Estamos valorando, por fin, las cosas en su esencia, las personas por su condición. No prima el envoltorio, no llama la apariencia. Lo cercano es grandioso, hace que todo se asemeje a la niñez, aquellos tiempos en los que importaban los momentos, el discurrir fugaz de los instantes, la fuerza motriz de todo, la base propia de la energía que nos fue haciendo crecer. Lo que realmente nos hace avanzar, estar próximos, atentos a lo importante, a lo real, a lo de dentro.

El valor.

Salvo mejor parecer

10 comentarios:

Iñigo dijo...

Aún hay pocos, pero si es cierto que se quedan solos los prepotentes y los sucios

Ramon dijo...

Si es cierto

Javi dijo...

Vamos a mirar todos para otro lado y dejar que las malas personas, esas, se sientan solas

Amelia dijo...

Si pero denunciando todo lo que han hecho y que paguen los malos y los que consintieron o consienten

Viki dijo...

He hablado con gente sobre eso que comentas en tu artículo y hemos llegado a la conclusión de que puede ser que estemos cambiando y que la gente con los cambios terminara pisando a los sinvergüenzas como gusanos. Tambien es posible que ya se les vaya apagando la llama del mal y tengan que esconderse porque apestan

Julian dijo...

Pepe Blanco, el Ministro de Fomento hará que los delincuentes en Correos paguen, hay que tener paciencia.

Javier Sarasola Leiva dijo...

El Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto por el que se crea la Escuela de Inspección de Trabajo y Seguridad Social como instrumento "necesario" para reducir la siniestralidad laboral, luchar contra la economía sumergida y el fraude,VIGILAR EL CUMPLIMIENTO DE LA LEGISLACIÓN LABORAL, y garantizar la igualdad efectiva y la no discriminación de mujeres y DISCAPACITADOS.

Elena dijo...

Hacer tanto daño, ¿por qué?

nana dijo...

Capitán dice por escrito que la empresa era sensible a lo de los DNI en los acuses de recibo de las cartas.

Menos mal que era sensible y que la justicia les obligó a cambiarlo.

Ahora al Capitán le hemos visto el refajo, como decían algunos este no vale nada, es paja.

Leonor dijo...

Se esta produciendo un cambio