16 septiembre 2009

110. Vigo, puerta al Atlántico

(Foto Miguel Gil Fernández)

Decir que la ciudad de Vigo, con trescientos mil habitantes censados y con un número cercano al medio millón si se incluye la población flotante, es conocida por su empuje a distintos niveles, económico, cultural y político, es un hecho de todos conocido.

El puerto de Vigo es uno de los más importantes del mundo y el primero de España como puerto pesquero, con un nivel tecnológico importante y con una demanda de servicios, en consecuencia, cada día mayor.

Necesitamos cubrir las necesidades como ciudad destacada, que la sociedad civil demanda tanto por el número de habitantes, como por su privilegiada situación geográfica cercana a Portugal, tema este también de mucha importancia que habrá de ser tratada con firmeza, por razones obvias, desde la perspectiva de ciudad y también desde los municipios que conforman el área metropolitana natural.

Así pues, la coyuntura estratégica y de vertebración del territorio sitúan a nuestra ciudad a la cabeza como motor e impulsor del progreso que revierte en toda la Comunidad, incluyendo el norte de Galicia.

Por todo ello, es claro que nuestras demandas de más presencia institucional son legítimas.

Los ciudadanos de Vigo, todos, tenemos la obligación natural de reclamar colectivamente, el lugar que nos corresponde por derecho. Ello supone, tener las garantías de servicios públicos y administrativos que nos merecemos y, el reconocimiento social y político de la situación tanto por la oportunidad geográfica que es incuestionable, estamos donde estamos, como por el esfuerzo y el trabajo que conlleva nuestro sobresaliente nivel industrial y pesquero; ambos son motores de la economía territorial en los ámbitos local, metropolitano, provincial y autonómico.

Nuestra contribución, nuestro esfuerzo han de ser compensados, contribuímos a las arcas públicas de la Administración gallega y española con generosidad, consecuentemente no se nos puede, ni se nos debe, relegar a estar en segunda fila, siempre en el banquillo, de suplentes.

Queremos ser también protagonistas políticos en primera línea, igual que lo somos en la economía y en la cultura, habremos de ser protagonistas de primer orden en la política gallega, porque hemos sido y seguimos siendo el motor de cambio, de progreso, de modernidad y bienestar presente, porque tenemos las bases para el futuro de nuestra tierra, Galicia.

Por Dolores Sánchez Monclova

9 comentarios:

Chelo dijo...

Los político de vigo deben hacerse valer en sus propias organizaciones. Eso para empezar

Javier (Baiona) dijo...

Los del area metropolitana tambien estan dormidos, no se enteran de que deben empujar con Vigo para llegar a algun sitio

Rinconete dijo...

Vigo tiene el potencial que tiene por su posición y porque hay iniciativa empresarial. La gestión política anda a la deriva y vive a costa de un poder raro que si estuviera en otras manos, otro gallo cantaría.

El PSOE con Caballero podría hacer algo, pero este señor no deja levantar cabeza a nadie y así, NADA

Javier J. dijo...

Creo que todos los responsables políticos, en especial los que están al frente de la gestión local, los militantes, los críticos saludables y leales tendrían que hacer una reflexión profunda de lo que Vigo necesita realmente, y hacer un COMPROMISO VERDADERO de apoyo en bien de la ciudad, lo único que están consiguiendo es cargarse la confianza de los ciudadanos en los políticos y perjudicar los intereses de crecimiento social,político y económico que nuestra ciudad necesita.

Carmen dijo...

El Partido Popular empieza a darse cuenta de muchas cosas que antes no dominaba.

Jorge De La Rua dijo...

El PP está flotandose las manos con tanta discrepancia pública...

rosa dijo...

El PSOE de Vigo tiene que animarse y hacer cosas. Pueden

Efrén dijo...

Es primordial que las discrepancias políticas y de poder se aparquen a un lado de una vez. Se lo estamos poniendo en bandeja al Partido Popular. Hay que hacer un Pacto por Vigo, nuestra ciudad necesita de una reivindicación conjunta, con fuerza, tanto en el próximo Congreso Provincial como en los demás. Se merma nuestro potencial en favor de otras localidades que tienen menos relevancia económica. Creo que los intereses de la ciudad y del PSOE están o deben estar muy por encima de los intereses personales.

Laut dijo...

Ahí has estado niña.