23 julio 2009

103. Presidente de Correos, es hora de escuchar, ¡hora de sacar los papeles y denunciar!

Para Sixto Heredia, Presidente actual de Correos y Telégrafos, "en España el sector está ya liberalizado", con los proveedores privados, tanto extranjeros como nacionales, operando con normalidad. El responsable de la sociedad estatal española, asistió a la reunión anual de la Alianza Kahala, en Kioto, donde manifestó que hay que subirse al auge del comercio electrónico, priorizando la paquetería.

Llevamos años oyendo lo mismo. Se habla del comercio electrónico desde la última década del siglo pasado.

Han pasado nueve meses desde que el Señor Heredia ha tomado las riendas de la sociedad estatal posiblemente en desmantelamiento y, en todo este tiempo, nada se ha visto que suponga un cambio sustancioso en la dinámica empresarial, nada sobre su reorganización seria hacia el futuro o, sobre la puesta en práctica de medidas decentes para el pase definitivo a la liberalización del sector, teniéndose en cuenta las repercusiones sobre el factor humano, los funcionarios de los Cuerpos de Correos y Telégrafos que prestan servicio adscritos a la Sociedad Anónima, así como, también los laborales, de los que posiblemente un buen número de ellos tengan sus puestos de trabajo poco seguros.

A todo ello, habrá que preguntar al Gobierno de España, más concretamente al Ministro de Fomento que está haciendo una labor formidable en su Departamento; Don José Blanco, ¿qué piensan hacer con los sinvergüenzas, que cohabitan con gente de bien, en esta casa cuyo capital es de los españoles?

Hablábamos no hace mucho del descaro que han tenido dos empleados de Correos en Pontevedra, haciéndose pasar durante años por Jefes Provinciales que afirmaban y suscribían tener atribuciones administrativas siendo falso. Ahora que se les ha descubierto el pastel, pretenden aparentar que nada pasa, que fue una simple trastada sin importancia.

¡Casi nada!, una usurpación de atribuciones públicas como un castillo pero, para ellos, como si de un chiste se tratara. Lo último, según nos llega, ha sido simular cambiarse a un cargo también sin atribuciones, un puesto cuyas funciones han decaído de la situación activa al modificarse por la ley 14/2000, de 29 de diciembre, el sistema de competencias, con la llegada de la nueva empresa debiendo ser las potestades nominativas. Un amigo les dice con razón "pájaros de cuidado"; lo cierto es que sus últimas actuaciones, son su verdadera perdición, forjada por ellos mismos. Habrán de tener cuidado quienes se muevan en su entorno, más aún quienes sigan a su lado.

Responsabilidades. Sí, debe responder quién deba responder por las actuaciones llevadas a cabo por unos señores que actuaron con cargos falsos. Deben responder quienes emiten certificaciones falsas, haciendo afirmaciones no ciertas, ya sea médico, empleado o un simple y anticuado subdirector de gestión de personal, ahora avergonzado.

Es el momento de que todos, también los sindicatos, pongan sobre la mesa las actuaciones de quienes no siendo nadie han causado daño sin justificación. Aunque desgraciadamente, algunos dicen saberlo de siempre, ahora nadie puede aparentar dudar de la suplantación de autoridad, todos tienen en su haber documentos, existen certificaciones, incluso sentencias judiciales donde se hacen pasar por cargo con potestad. En justamente ahora, el momento de sacar a la luz todo documento en donde figure su prepotencia y deslealtad, haciéndose pasar por lo que no eran, emitiendo informes, certificando en falso, imponiendo sanciones. Dejar para más tarde la denuncia de sus fechorías, habrá de acarrear problemas a quienes les encubran, máxime en todo aquello que no puede ser tapado.

A ellos es a quien hay que sancionar. Debe cundir el ejemplo.

Como dice el Sr. Heredia, ha llegado el momento de tomarse en serio el comercio electrónico, facilitando el tránsito fronterizo y las devoluciones de envíos, pero es hora también, de una vez por todas, de librarse de malhechores. Presidente de Correos, es hora de escuchar, ¡hora de sacar los papeles y denunciar!

Salvo mejor parecer.

Baldo

17 julio 2009

102. El Valor.

(Foto de un Graffiti urbano en VIGO)


Ver dichoso al Alcalde de tu ciudad, como queriendo participar del juego de unos niños Saharauis, entretenido, menos metido en el papel político, quizás por respeto a la presencia de los socios de Gobierno, pero al fin cercano a la causa, menos enfrascado en la apariencia.

Asistir a una tertulia sobre el aborto y la vida. Notar el dinamismo con el que se defienden las distintas posturas, a fuerza de diálogo, con el extremismo del respeto.

Comprobar como los mensajes capciosos, malintencionados y crispantes no encuentran encaje.

Ser parte integrante de la ilusión ante la posibilidad de que se hagan reales las promesas del Presidente, quién a base de paciencia y tozudez va hilando la madeja del G-20, del diálogo social, de la recuperación del espacio económico, de la puesta a punto en el ámbito territorial, no sin desgracias puntuales como la del cargo de Correos que firma falsedades.

Son cosas, todas ellas, que de una u otra manera debemos estar viviendo casi todos. Se está produciendo realmente un cambio desde cada uno de nosotros, al margen de cualquier influencia exterior. Eso es un valor.

Estamos valorando, por fin, las cosas en su esencia, las personas por su condición. No prima el envoltorio, no llama la apariencia. Lo cercano es grandioso, hace que todo se asemeje a la niñez, aquellos tiempos en los que importaban los momentos, el discurrir fugaz de los instantes, la fuerza motriz de todo, la base propia de la energía que nos fue haciendo crecer. Lo que realmente nos hace avanzar, estar próximos, atentos a lo importante, a lo real, a lo de dentro.

El valor.

Salvo mejor parecer

10 julio 2009

101. Es menos costoso cumplir las normas. ¡En Correos no se cumple la ley!

Tras un largo recorrido utilizando incluso medios indirectos se ha podido llegar a tener constancia declarada, por la que se establece quién es competente en materia de incumplimientos de las normas de prevención de riesgos laborales en Correos y Telégrafos, S.A.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, siendo ponente Don Francisco Javier Cambón García, quién formó sala con Don Fernando Seoane Pesqueira y Doña María Dolores Galindo Gil, ha dictado Sentencia (sientan precedente) respecto de la entrega de la HISTORIA CLÍNICO-LABORAL. Considera el Tribunal, junto con la abogacía del estado, que de existir incumplimientos de Correos, de la legislación de riesgos laborales, el órgano competente es la Inspección de Trabajo.

La cuestión no tiene desperdicio, después de años de espera, dando muchas vueltas respecto de la competencia para actuar cuando se produce un incumplimiento de prevención de riesgos, viéndose afectado un funcionario de los cuerpos de Correos y Telecomunicación a extinguir. Es la primera vez que un órgano judicial dice tan claro coincidiendo textualmente con lo afirmado por la abogacía del estado que, de existir incumplimientos de Correos, el órgano competente es la Inspección de Trabajo.

El funcionario habiendo sido citado en octubre de 2006 para recibir la documentación que pidió expresamente en julio de 2006, se negó a recibir otra documentación distinta a la que establece el artículo 37.3 c) del Reglamento de los Servicios de Prevención, en relación con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

La abogacía del Estado dijo haberse permitido el acceso a la documentación que se tenía y, continúo, textualmente: ..."Otra cosa es que en ese expediente -no estén- todos los documentos que el recurrente cree que debería haber o que los que haya no sean de su agrado."

Lo cierto es que, todos somos conocedores y así nos lo recordaban en palabras recientes del Ministro de Justicia, referentes a personajes presuntamente corruptos: "...la ley es de obligado cumplimiento para todos...", por tanto si la Ley y su desarrollo dicen que hay que vigilar la salud de los trabajadores y que debe existir una HISTORIA CLÍNICO-LABORAL confeccionada de una manera concreta, nadie, puede ser diferente al respecto y si tal documentación no obra en tales condiciones, resulta feo, incluso grosero puntualizar que no puede entregarse lo que no resulte del agrado del interesado, o que pide lo que cree debería haber. Se trata simplemente de reconocer por la empresa, como más tarde ha tenido que hacer, que no se tiene porque no se ha cumplido con la Ley, porque se actúa ilegalmente, de manera contraria al ordenamiento jurídico, no se vigila la salud de los trabajadores y consecuentemente no se tiene lo que manda la Ley, por activa y por pasiva.

El funcionario solicitó expresamente le hicieran llegar, textual:
"Documentación aplicable al caso que por mandato de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales LPRL, 31/1999, de 8 de noviembre, artículos 22 y siguientes y, 37 y concordantes del Reglamento de los Servicios de Prevención deberá disponer la empresa y, que en su momento no le fueron facilitados".

El Reglamento de los Servicios de Prevención, en su artículo 37.3 c), párrafo segundo establece:

Los exámenes de salud incluirán, en todo caso, una historia clínico-laboral, en la que además de los datos de anamnesis, exploración clínica y control biológico y estudios complementarios en función de los riesgos inherentes al trabajo, se hará constar una descripción detallada del puesto de trabajo, el tiempo de permanencia en el mismo, los riesgos detectados en el análisis de las condiciones de trabajo, y las medidas de prevención adoptadas.

La Sala transcribe textualmente, en los fundamentos jurídicos las palabras de la abogacía del estado, que dice: "... y si algún incumplimiento de la legislación de riesgos laborales existiese, el órgano competente para depurarlos es la Inspección de Trabajo, bajo la dependencia funcional, en este caso, de la Xunta de Galicia..."

Evidentemente, el legislador ha querido dejar claro en que consiste una HISTORIA CLÍNICO-LABORAL, y que habrá de reunir precisamente esos requisitos, no otros, por lo que la falta de tal documentación implica no haberse cumplido la normativa respecto de la vigilancia sobre la salud.

En su día, una Inspección provincial de Trabajo, seguramente por error, se había declarado incompetente para la reclamación de tal documentación por tratarse de un funcionario, habiendo sugerido la inspectora experta, que ejerciera la acción ante el órgano competente; el funcionario se encontró con que la justicia y la abogacía del estado entienden que "...si algún incumplimiento de la legislación de riesgos laborales existiese, el órgano competente para depurarlos es la Inspección de Trabajo...". Una vuelta al principio, a lo que ya sabía. Lo mejor es que uno puede encontrarse en una conferencia a la que asiste invitada una persona que hace estas cosas, pero hablando dice otras distintas, aludiendo a que debe cumplirse la Ley, que la Historia clínico-laboral es uno de los medios, por el cual se conoce el cumplimiento de la misma.

La Xunta de Galicia, en el año 2008, también se había manifestado en el mismo sentido, habiendo remitido la autoridad laboral (autonómica) las denuncias ante la Inspección de Trabajo.

Ahora la Inspección debe de actuar puntualmente.

Debemos destacar que el Real Decreto regulador de la actuación de la Inspección de Trabajo en el ámbito de la Administración General del Estado, establece:

..."1. El presente Real Decreto será de aplicación a los órganos centrales y órganos territoriales de la Administración General del Estado, así como a sus Organismos autónomos y otros entes dependientes de aquélla, y afectará a todo el personal empleado en los distintos centros, dependencias o lugares de trabajo de los mismos, con independencia de que la relación que se mantenga sea de naturaleza laboral, estatutaria o funcionarial.

2. No obstante lo anterior, a las entidades públicas empresariales no les será de aplicación el presente reglamento, quedando, en consecuencia, excluidas de este procedimiento y sometidas al régimen ordinario derivado de la plena aplicación del Real Decreto legislativo 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social..."

Ahora en 2009, la Fiscalía se manifiesta también en el mismo sentido, Correos debe ser tratada como cualquier empresa, excluida del tratamiento de las administraciones públicas.

De lo dicho más arriba, evidentemente, quedó claro que la empresa no tenía, no tiene los documentos que el recurrente cree que debería haber toda vez que, según reconoce la abogacía del estado, "se le ofreció lo que había", que no era lo que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el Reglamento de los Servicios de Prevención exigen muy claramente.

Ciertas personas de la empresa han cometido delito, ¿no?. El interesado ha sufrido daños de cuya responsabilidad no pueden librarse. La paciencia y la calma, han permitido que cada día lo hayan estropeado un poco y que la cuestión haya llegado a un punto sin retorno. Los nuevos responsables carecen de medios para subsanar los errores cometidos, tan sólo les queda asumir lo ocurrido y hacer las cosas bien a partir de su llegada.

Hay por tanto un incumplimiento muy grave, que resulta extremado por reiterativo, y porque sin duda se repetirá en todos y cada uno de los empleados de Correos y Telégrafos, en todo el Estado español.

¿Por qué no se han hecho las cosas conforme a la Ley?, ¿se ha tratado de una prepotencia o se pretendieron tapar las ilegalidades a la vieja usanza?.

A veces parece que alguien añora tiempos de la dictadura, en los cuales por cierto y, paradójicamente, cualquier responsable en materia de Seguridad e Higiene en el Trabajo, actuando de esta manera torticera, hubiera salido con una buena patada en el trasero. Ahora mismo, algún subdirector de personal, sigue con su trasero sentado, dando brillo a la tela de su pantalón, a pesar de certificar en falso, creyéndose importante, pero sabiéndose ridículo y mentiroso.

Muy recientemente la Inspección de Trabajo, que es competente en la materia, corroboró y constató que no hay historia clínico-laboral completa del recurrente; que no se han hecho evaluaciones de riesgos durante años, reconocido expresamente por la propia empresa; que tampoco se cumplieron las exigencias del control de salud en materia preventiva; constata la Inspección de Trabajo que se intentó, por la empresa, reiteradamente simular la entrega de lo que no tenían, no tienen; en un acto delictivo claro, vergonzoso.

Una serie de incumplimientos de la normativa de Prevención y Salud Laboral, detectada por el órgano competente, que es la Inspección de Trabajo.

En su día, el 23.08.2007, hablábamos de esto.

Una vuelta muy grande, acudiendo pacientemente ante los tribunales aun en contra de su propio criterio, para concluir, tres años más tarde, que era competente el órgano a quién en un principio se dirigió el recurrente y para terminar comprobando que la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, no ha cumplido y sigue sin cumplir con la Ley, al no asumir lo mal hecho hasta el momento.

Incumplimientos de mucho calado, delito claro cometido reiteradamente con prepotencia torticera, por una empresa del Estado, Correos y Telégrafos, S.A.E. en manos hoy de los dirigentes socialistas.

Campañas divulgativas del Gobierno socialista sobre la necesidad de cumplir con las normas de prevención. Multas a los empresarios que incumplen las leyes en la materia, mientras tanto, la mayor empresa del estado, da la espalda a los derechos de sus empleados, con total impunidad.

Ejemplo de agravio comparativo.

No valen los intentos de entrega, no sirve que hagan firmar un folio por el cual se afirma el recibí de una documentación concreta. Es necesario que se haya cumplido la Ley en sus propios términos, que exista la documentación que acredita haberse realizado el seguimiento de la salud (habiéndose realizado de manera real y probada no sólo a través de la firma de un folio que acredite la recepción de unos documentos), haberse procedido a la adecuación del estado de salud respecto a las condiciones de trabajo, cuestión que no sólo se acredita a medio de documentos, ha de realizarse in situ. Lo contrario es un fraude, obra de delincuentes. Título que habrán de ostentar quienes les protegen, amparan y convalidan.

Se hace necesaria la intervención sindical.

¿De que nos vale que hayan contratado a un supuesto experto en la materia, si convalida actos delictivos previos a su nombramiento?. No se trata sólo de cambiar, que también. Se trata de exigir responsabilidades por lo actuado por acción y omisión, se trata de restablecer los derechos de los perjudicados. Aislar a quien tenga firma en materia de personal pero ha cometido falsedad y dice mentiras, sin pudor, sin sentir vergüenza de sí mismo.

Seguimos erre que erre, es menos costoso cumplir las normas. ¡En Correos no se cumple la Ley!

Salvo mejor parecer.

Baldo

09 julio 2009

100. Feijoo abre la puerta de Galicia

Nuñez Feijoo abre la puerta de Galicia con la Comunidad de Trabajo "Galicia-Norte de Portugal". Apuesta decididamente por la cooperación interregional europea, con la creación de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial que tendrá sede en Vigo, bajo la dirección de un portugués y la colaboración adjunta de un gallego, se pretende ejerza la acción lobby de influencia ante Bruselas y Estrasburgo.

El Presidente gallego se reúne con la oposición para lograr una voz común en las reivindicaciones de la Comunidad autónoma ante el Gobierno de España.

Quizá dado el traspié en materia administrativa con la ciudad de Vigo, cuestión que no tiene vuelta ante la pujanza de la mayor ciudad de Galicia, sea ahora necesaria la iniciativa en cuestiones que son el verdadero epicentro de las necesidades económicas y sociales gallegas, la apertura de sus puertas y ventanas para que entre el aire, para regenerar la identidad como Comunidad respetando la idiosincrasia y las características de sus pueblos y ciudades, reconociendo las virtudes de cada cual, sin cortapisas, dejando que el crecimiento natural siga su curso, impidiendo que influencias caciquiles debiliten la pujanza de quienes en un momento dado tienen la clave del crecimiento. Es hora de abandonar el erre que erre cateto, el protagonismo infundado, basado en rodillos de títulos poco democráticos que entorpecen la realidad, en tiempos necesitados de cuentas claras, de transparencia y pura verdad.

Las cosas son como son, cada cual debe jugar con las cartas que tiene, sin trampas.

Ahora, al lado de la comunidad de trabajo, el Presidente de Galicia, debería tomar la iniciativa en materia de empleo asumiendo las ideas de los interlocutores sociales y los expertos laboralistas (graduados sociales y abogados) para crear un marco de relaciones laborales conjunto con el norte de Portugal, para una adecuada vigilancia de tránsito fronterizo de trabajadores. Iniciativa que habría de cerrarse con la conjunción de planes que hagan posible sacar partido a la especialidad de cada zona, contando con la colaboración de expertos en economía.Todo ello, haría posible una verdadera zona de intercambio de riqueza.

Salvo mejor parecer

08 julio 2009

99. ¿Se contradice la Vicepresidenta del Gobierno de España?

Pueda que se contradiga la Vicepresidenta del Gobierno de España, olvida los descuidos de su propio entorno, en la mayor empresa del Estado, de la cual habiendo tenido conocimiento de graves irregularidades, se limitó a mirar para otro lado. Empresa en la que siguen haciendo de las suyas personas sin competencias, a las que nada les pasa.

Ahora la Sra De la Vega, en referencia a la oposición, dice: "...no es de recibo -Minimizar- algo -tan serio- un presunto cohecho; ...no se puede justificar ni un traje, ni medio traje..., la oposición ha utilizado la técnica del ventilador, la técnica del calamar, tratar de emborronarlo todo..." y, ciertamente dice cosas consecuentes la Sra Vicepresidenta primera del Gobierno de España.

No obstante, la Vicepresidente del Gobierno ¿se contradice?, debería fijarse en lo que ocurre en Correos y Telégrafos, asunto de fácil solución pero que se mantiene torticeramente, ¿por qué?.

Le recordamos nuestros artículos donde denunciamos certificaciones falsas o donde denunciamos convocatorias efectuadas por personas sin competencia; todo ello operado por "servidores públicos", en una también clara falta de respeto a los ciudadanos. ¿No?

01 julio 2009

98. Servicios sociales cercanos

Las situaciones a veces son parecidas pero no son iguales. No es lo mismo participar de la concurrencia entre gentes de distintos lugares llegados a un sitio para departir y compartir, acompañándose los unos a los otros, sin premeditación, habiendo decidido motu proprio asistir a un evento que, acudir a un lugar llevado, colocado, dejado al pairo de la situación, con el gesto oficial de "ahí te quedas, trata de disfrutar, después te recogemos".

Dar por bueno lo que puede resultar una chapuza, es ser cruel. Proliferan por doquier, los actos a los que gustan de asistir "políticos" al margen del deber institucional, pendientes sólo de la imagen, de la rentabilidad, asistidos de ingenuos colaboradores, inducidos, manejados, que se dejan llevar del boato más que de su profesionalidad, profesando quizás involuntariamente un triste culto al mal gusto.

Son tiempos para fijarse en quienes están dispuestos para cumplir con el cometido social de colaborar, poner los medios que hagan posible la realización de lo que dispongan directamente los ciudadanos destinatarios de los servicios sociales. No al revés.

Existen personas que militan en la política, que vienen planteando ese necesario cambio, que exigen un acercamiento real de las administraciones a los ciudadanos, no sólo a través de la creación de órganos participativos, que también, sino a modo de participación directa en la generación de ideas complementarias, haciendo servicios sociales dirigidos a colectivos mixtos, que reflejen la realidad de la vida, contrarios a los actualmente al uso que manejan a los usuarios tal si fuesen muñecos de trapo.

Hablar de inversión pública sin plantearse una decidida transformación de los servicios y de la asistencia social, desde la Administración Local, es no tener interés por la gente, por los votantes, por quienes son el origen y destino de los ideales, cualquiera que sea el signo político de donde vengan. Junto a las inversiones públicas en obras, en instalaciones, ha de estar como pilar básico del bienestar, lo cotidiano de las personas, desde su propia iniciativa, sin imposiciones, con actuaciones frescas, donde prime la persona.

Transferir las competencias, los presupuestos y los medios.

Hacer un verdadero pacto de complicidad para que todo funcione, sin protagonismos, teniéndose en cuenta únicamente la figura de aquel legítimo representante que ha elegido, en cada momento, el pueblo.

Unos servicios sociales cercanos, con naturalidad.

Salvo mejor parecer

Baldo