30 noviembre 2009

Les arrancaron la luz pero sus raices germinaron... eran 740 flores


- "Soy una margarita en un campo de margaritas" -pensaba la flor-. "Entre tantas otras, es imposible notar mi belleza".

Un ángel oyó lo que pensaba y le dijo:

- ¡Pero si tú eres muy hermosa!

- ¡Pero yo quiero ser única!


Para no oír más quejas, el ángel la llevó hasta la plaza de una ciudad.

Unos días después, el alcalde fue allí con un jardinero para reformar el lugar.

- Aquí no hay nada de interés. Cambiaremos la tierra y plantaremos geranios.

- ¡Un momento!
-gritó la margarita-. ¡Así que piensan matarme!

- Si hubiese más como tú, podríamos hacer una bella decoración -respondió el alcalde-. Pero es imposible encontrar margaritas en los alrededores, y tú, sola, no haces un jardín.

Y acto seguido arrancó la flor. (Paulo Coelho. Escritor brasileño)


740 hombres y mujeres fusilados, 740 flores del jardín.

El sábado 24 de Octubre, en Vigo se rindió homenaje a 740 fusilados el 27 de Agosto de 1936, ante los muros del Camposanto de Pereiró, cuyas vidas fueron segadas, arrancadas de raíz, 740 margaritas que quedaron sin voz, sin luz.

Algunos conocidos de todos, como Emilio Martinez Garrido, Alcalde socialista de Vigo; el diputado Antonio Bilbatúa Zubeldía; José Antela Conde, Alcalde de Lavadores; Enrique Heraclio Botana, fundador de la UGT; y los más desconocidos, anónimos para el mundo sepultados en una fosa común.

Pudieron acallar sus voces, pudieron arrancar las flores, pero lo que no pudieron es llevarse sus raíces que han crecido y dado nuevas flores. Porque, no han sido olvidados por sus amigos, ni por sus compañeros, ni por sus familiares, ni por sus madres.

Porque, no sólo no les importa no estar con las demás flores del jardín del cementerio sino que, prefieren que se les recuerde y se les visite en un jardín propio, porque son especiales, porque siguen germinando esperanza.

A todos aquellos cuya vida ha sido útil y generosa con los demás, a los hombres y mujeres de paz. En mi recuerdo ahora y siempre.          
                                         Escucha->   Las madres cansadas (Joan Baez)

Por Dolores Sánchez Monclova

21 noviembre 2009

El PP se vale de la iglesia católica en el tema del aborto para ganar votos


Como mujer y como ciudadana no estoy a favor del aborto, me parece que hay que estar al límite de una situación para tener que tomar una decisión así. No me creo que a una mujer por conciencia, responsabilidad o ética le sea fácil aumir como una rutina una situación que es, a todos los efectos traumática. Como creyente que soy entiendo que es mi decisión personal, nosotros no somos jueces divinos para condenar, ajusticiar o encarcelar a una mujer.

La Iglesia católica habla del Juicio final, de la otra vida. Pero lo que es cierto es que la vida civil tiene que estar regulada por los hombres y mujeres que componen una comunidad civil, no religiosa. No podemos ni debemos extrapolar las creencias religiosas al resto de los ciudadanos que no comulgan con ellas, ni podemos, ni debemos.

En todo caso, desde los púlpitos difundir a los demás miembros lo que defiende su iglesia se entiende. Pero pretender imponerse al resto de los ciudadanos españoles de manera incluso radical para influir en la elaboración, tramitación o incluso ejecución de las leyes me parece fuera de lugar. Lo aprobado en las Cortes lo es por consenso y mayoría, siguiendo los cauces parlamentarios legales y, eso tiene que respetarlo la Iglesia como institución que es independiente.

No se ve tanto ímpetu, ni fragor, en defender y ayudar a las mujeres y a esos niños, ya nacidos, en situaciones adversas. Si es importante nacer, lo es también que haya medios mínimos tanto psicológicos, como ambientales, medios materiales, educación, alimentos, vivienda.

Hacer un uso a través de la demagogia del PP como bandera defensora de la familia, es una falacia.

A los socialistas, más que a nadie, nos importa la familia, una familia digna, con acceso a los recursos que la sociedad tiene, porque la formación y el conocimiento, a través de la educación es el mejor avance para que una sociedad progrese, nadie mejor que los socialistas que estamos procurando garantizar cobertura a las familias, tanto en sanidad como en educación, como en vivienda.

El intento de monopolizar la protección a la familia que hace el PP, aun cuando ha demostrado la preeminencia de los intereses económicos por encima de los sociales es, como poco, vergonzante.

No deberían mezclar iglesia y política, ni religión y regulación. No es limpio.

Por Dolores Sánchez Monclova

13 noviembre 2009

119. Empleo y cambio de cultura productiva

Ver a los líderes sindicales metidos en harina, haciendo planteamientos concretos y firmes, no puede menos que producirnos alegría. El pasotismo injustificado de los últimos tiempos causaba decepción; por contra, el posicionamiento valiente de Cándido Méndez ante el líder de los empresarios Gerardo Díaz Ferrán más proclive ahora a escuchar o, las propuestas cabales y certeras de Ignacio Fernández Toxo, permiten respirar hondo, más motivados ante un tiempo nuevo con visos de renovación.

Por fin, despierta la inquietud realista por dar verdadera solución a los problemas del mercado de trabajo, en conjunción con los cambios de cultura, ya sean referidos a las modalidades de empleo al uso, ya lo sean al modelo productivo propiamente dicho.

El anuncio, a modo de señuelo, planteado por la Vicepresidenta Elena Salgado, sobre la implantación de modelos normativos de otros países, en materia de contratación parcial, ha abierto un debate necesario, respecto de la busqueda de soluciones, con la acertada plática sosegada a que nos tiene acostumbrados la Ministra económica.

Un cambio de cultura, necesario sin duda alguna, habrá de ser precedido de un cambio normativo que haga posible la consolidación de los acuerdos al tiempo que marque de manera clara la transitoriedad de otras medidas. Es por tanto, llegado el momento de plantearse la tan manida reforma laboral, basada en un objetivo de modernidad en las relaciones laborales y como pilar de la reforma de modelo productivo, sin obviar la adecuada protección de los derechos de los trabajadores. Hacer una improvisación podría no tener las consecuencias deseadas, deben por tanto adoptarse medidas jurídicas bien consensuadas, incluso profesionalmente, contando con expertos laboralistas en su confección y en su puesta en práctica para ser certeros.

En los últimos años, ha habido una especialización concienzuda en la contratación temporal, quizás basada en la incertidumbre del empresariado frente a la indemnización por despido que consideran rígida y cara, aunque en realidad no resulte serlo tanto. Ahora bien, al lado de esa realidad existe otra, llamativa y casi incomprensible, de la que se habla poco por considerarse normal, se trata del sector público, también centrado en la contratación temporal, disponiendo de grandes bolsas de contratación para cubrir vacantes, vacaciones, excesos productivos y un largo etcétera de modalidades contractuales, adoptadas incluso por la propia Administración Pública.

Existen en el sector público empresarial varios ejemplos, empresas como Correos y Telégrafos con una plantilla ciertamente amplia, del orden de los 67.000 empleados actualmente, entre los que excepcionalmente también hay funcionarios públicos; empresa que cuenta con bolsas de contratación temporal y de fijos discontinuos también de consideración. Dada la situación actual, en la que se impone un cambio de cultura en diversas lineas del espectro laboral y empresarial, no estaría de más plantearse la posibilidad de un relevo generacional en las plantillas de estas empresas de titularidad pública y con capital integro del Estado; una manera de dar ejemplo, siendo los primeros en dar el paso renovador. La jubilación de 15.000 funcionarios en Correos que hayan cotizado lo suficiente para la percepción del cien por ciento de su pensión, a cambio del empleo de otros tantos empleados temporales que actualmente componen las bolsas de empleo eventual que disponen de preparación profesional, supondría una cualificada opción, tanto desde la perspectiva laboral como desde la económica.

Otro área, en la que resultaría interesante el cambio de cultura, referido a la prestación parcial de servicios, podría darse en el ámbito de cierto perfíl de los autónomos, dado que, en algunas actividades, previa la regulación al efecto de compatibilidades concretas respecto de la percepción de desempleo o, de pensiones, se abriría un filón de trabajo por cuenta propia que, al mismo tiempo cotizara parcialmente por la actividad desarrollada.

Los sindicatos y la patronal tienen la palabra.

Salvo mejor parecer

Baldo

06 noviembre 2009

118. Nuñez Feijoo y la bruja del cuento de Blancanieves

Ni la manzana del cuento de Blancanieves era tal, ni la inocente ancianita que se la dio tampoco lo era. La manzana resultó estar envenenada y la tierna ancianita una malvada bruja.

Empezó boicotendo el sistema de gratuidad de los libros de enseñanza, publicitando que con los libros nuevos los alumnos estudiaban más y mejor (EDUCACION); continuó infectando el sistema sanitario público -que es el ejemplo de todos los sistemas sanitarios universales- y para justificar la entrada de la inversión privada declara que el anterior equipo de gobierno no dejó presupuesto para la ejecución y construcción del nuevo hospital que nuestra ciudad, Vigo, necesita urgentemente (SANIDAD); y ahora, apelando a la "galleguidad", que nos suena a idearío político-nacionalista, que tanto repele al PP, deja caer la conveniencia de fusionar las cajas de ahorros gallegas, para ocultar no sólo la pretensión del control económico financiero de nuestra comunidad, sino también el control político que esta fusión supondría al trasladar la dirección financiera fusionada a la ciudad de La Coruña, con lo cual Vigo quedaría, una vez más, relegada al tercer plano (ECONOMÍA).

El actual Presidente de la Xunta pretende deslabazar todo el sistema público de inversiones y sus fundamentos en aras de un ambicioso proyecto que favorezca claramente los sistemas empresariales privados, pero ni siquiera en defensa de un sistema económico liberal progresista sino que, sus propuestas barren el sentido y la razón de ser del Estado de Bienestar y de la justicia social, cuestiones que están más allá de los programas de los partidos, incluso de izquierdas, ya que tienen sus principios en la misma Constitución española.

Y donde Don Alberto Núñez Feijoo nos recuerda a la malvada bruja del cuento, es que pretende vendernoslo como una panacea de la buena gestión, cuando habla en términos de consenso con las fuerzas sociales, consenso con los sindicatos como hizo cuando consiguió que éstos firmasen en su desastrosa etapa como Presidente de la Sociedad estatal Correos y Telégrafos, S.A., la mayor empresa de España con más de 67.000 empleados y, ahora pretende engañar a todos los gallegos cuando emplea el término "galleguidad" como confraternización de todas las provincias que tienen la misma lengua, para esconder que su intención última y malsana, es controlar desde el PP la inversión privada, puramente mercantilista, tanto la política en su vertiente financiera y económica, como social.

Es hora ya, desde el conocimiento, de quitarle la máscara ya que no hay nada más grave que pretender engañar al ciudadano haciendose pasar por lo que no se es. Tanto los agentes sociales, partidos políticos como instituciones gallegas en general y las de la ciudad de Vigo en particular, debemos tener claro que, detrás esa apariencia de flexibilidad para buscar el consenso, se esconde una sibilina intención de poner, en principio, patas arriba todo el sistema de garantías públicas que los gallegos hemos conseguido a lo largo de nuestra joven historia democrática.

Es el momento de que los ciudadanos conozcan al verdadero Alberto Nuñez Feijoó.

Por Dolores Sánchez Monclova

03 noviembre 2009

117. Pepe Blanco, ¿Correos y Telégrafos, cumple con los principios del Pacto Mundial?

Produce ciertamente estupor, comprobar día tras día, como quienes peor llevan las cuestiones de las relaciones laborales, resultan ser los mismos que aparecen premiados por su dedicación de excelencia en el tratamiento de sus trabajadores o, forman parte de foros tan importantes como la RED DEL PACTO MUNDIAL DE NACIONES UNIDAS basado en los 10 principios:

1.- Las empresas y los derechos humanos
2.- Vulneración de los derechos humanos
3.- Las empresas y la libertad de asociación
4.- Las empresas y el trabajo forzoso y coacción
5.- Erradicación del trabajo infantil
6.- La discriminización en el empleo
7.- Las empresas y el medio ambiente
8.- Iniciativas para el respeto medioambiental
9.- Difusión de las tecnologías ecológicas
10.- Las empresas y la corrupción, la extorsión y el soborno.

Una llamada de una colega me hace llegar su sorpresa por haberse enterado que la Sociedad Anónima Estatal Correos y Telégrafos, es socia integrante de esa Red del Pacto Mundial. En su conversación decía llevarse las manos a la cabeza, al comprobar como una empresa de estas características y sabedores todos, mucha gente, de sus practicas empresariales para con sus empleados, pueda taparse tras una asociación que sigue los principios de las Naciones Unidas.

Hace sentir pena, sí, rubor por la cantidad de letra vertida en asociaciones de caracter mundial que se amparan en el cumplimiento de los más puros deseos del bien común. Pero, lo importante de todo, resulta que no es Correos y Telégrafos quien hace prácticas contrarias a los derechos humanos, son sus gestores, son quienes están apoyados, nombrados, consentidos por organizaciones políticas que representan a los ciudadanos.

Inmediatamente nos han venido a la memoria resoluciones recientes del Tribunal Supremo español, referentes a Correos y Telégrafos, SAE, sobre el trato discriminatorio con sus empleados al aplicar, la empresa, normas contrarias al principio constitucional de igualdad, comentado en su día

Como desarrollo de los 10 principios, la Red española del PACTO MUNDIAL DE NACIONES UNIDAS, menciona:

Discriminación – Directa e indirecta

La discriminación puede producirse de variadas maneras, tanto en el momento de acceder al empleo como en el propio tratamiento dispensado a los empleados una vez incorporados a sus puestos.

Puede ser directa, cuando las leyes, normas o prácticas citan explicitamente una razón como el sexo o la raza para denegar igualdad de oportunidades. Lo más común es que la discriminación se realice de forma indirecta y que surja cuando las reglas o prácticas tienen apariencia de realizarse con neutralidad cuando, de hecho, conduce a exclusión.

Esta discriminación indirecta a menudo existe de manera informal en las actitudes y en las prácticas y si no se combate puede llegar a perpetuarse en las organizaciones. La discriminación también puede tener raíces culturales que demanden un acercamiento individual más específico. (sic)

Es también base para la Red del Pacto Mundial, como mínimo, que las empresas deben esforzarse por garantizar que sus actividades se llevan a cabo de acuerdo con la legalidad vigente en el país en el que desarrollan su actividad. Y lo es asimismo, el desarrollo higiénico-sanitario y de seguridad en el trabajo.

Se dijo todo, pero los cambios y los ajustes han sido pocos. Los responsables políticos se limitan al protocolo, al conducto reglamentario. Cuando deciden hacer algo, para investigar un robo, le preguntan al ladrón, para conocer de una irregularidad se dirigen al infractor, ¿qué respuesta esperan?. ¿Quieren que pensemos que no les interesa erradicar el germen podrido?

En Correos y Telégrafos, sus gestores, durante años han tenido abandonada la salud y la seguridad laboral. Mienten quienes dicen que son diez años de prevención (revista de Correos, abrecartas nº 46),les retamos a demostrarlo decentemente. Carecen ahora mismo de la historia clínico-laboral de sus empleados [artículo 37.3c) del Reglamento de los Servicios de Prevención], cuestión elemental y básica para quien pretenda aparentar cuando menos una dedicación sencilla a la prevención. Cuando se les ha pedido dicha historia clínica por las autoridades, intentaron fingir tenerla, hasta que se vieron abocados a reconocer no tenerla, lo cual significa no haber hecho absolutamente nada, en materia de Prevención de Riesgos Laborales y, denotan mala fe.

No son buenas las mentiras para llevar a buen fin una empresa del Estado. No es cierto que los gestores de Correos y Telégrafos hayan hecho bien las cosas en materia de salud y prevención de riesgos laborales.

Es ahora, justo ahora, desde el actual gobierno socialista con Pepe Blanco al frente, cuando se han dado los primeros pasos, no suficientes. Es menester pedir cuentas a quienes han hecho una escandalosa dejación de funciones en esta materia y, llamarles mentirosos y falsos a los que dicen que lo que ahora se hace es parte de lo que se venía haciendo, eso no es verdad, todos, que somos muchos, lo sabemos.

Al lado de todo deben cumplirse,cuando menos, los principios constitucionales. Zapatero ha dado mucha ilusión, no debe permitir bajo ningún concepto, que asome la posibilidad de perderla.

Se ha denunciado hasta el cansancio, la reincidencia delictiva de personas que habían sido penadas por los tribunales, al haber malversado fondos y falsificar documentos públicos. Personas que siguen en medio de todo.

¿Es tan díficil erradicar un cancer tan sucio?

Baldo