22 septiembre 2009

111. La responsabilidad y Zapatero.

Da la sensación de que los consumidores están avalando las políticas reactivas del Gobierno -Zapatero- frente a la crisis. Parecen no servir de nada la insinuaciones mentirosas, irresponsables e insolidarias de quienes están quedando muy mal ante su propio electorado, ya sea este político, empresarial o financiero.

Son muchos los empresarios que empiezan a ver cierta claridad y sobretodo responsabilidad de Zapatero ante la crisis, están siendo testigos los ciudadanos del comportamiento leal de los sindicatos, inmersos todos en una situación de contención, a brazos remangados, haciendo Estado.

Elena Salgado juega limpio, con eficiencia, reparte calma haciendo oídos sordos a las incongruencias del máximo representante de la oposición, quién esgrime argumentos simplones, haciendo hincapié en las previsiones, anunciadas en su día, por la Vicepresidenta segunda del Gobierno, que nos anticipó que posiblemente, dada la coyuntura de España, fueramos los últimos en salir de la crisis, pero no por ello, debemos ser pesimistas.

¿Qué nos van a decir los impasivos, cuando se haya sofocado el incendio?.

Pueda que sea este otro buen momento para renovaciones. Cada vez son más las voces que piden un cambio de modelo productivo.

Salvo mejor parecer

Baldo

16 septiembre 2009

110. Vigo, puerta al Atlántico

(Foto Miguel Gil Fernández)

Decir que la ciudad de Vigo, con trescientos mil habitantes censados y con un número cercano al medio millón si se incluye la población flotante, es conocida por su empuje a distintos niveles, económico, cultural y político, es un hecho de todos conocido.

El puerto de Vigo es uno de los más importantes del mundo y el primero de España como puerto pesquero, con un nivel tecnológico importante y con una demanda de servicios, en consecuencia, cada día mayor.

Necesitamos cubrir las necesidades como ciudad destacada, que la sociedad civil demanda tanto por el número de habitantes, como por su privilegiada situación geográfica cercana a Portugal, tema este también de mucha importancia que habrá de ser tratada con firmeza, por razones obvias, desde la perspectiva de ciudad y también desde los municipios que conforman el área metropolitana natural.

Así pues, la coyuntura estratégica y de vertebración del territorio sitúan a nuestra ciudad a la cabeza como motor e impulsor del progreso que revierte en toda la Comunidad, incluyendo el norte de Galicia.

Por todo ello, es claro que nuestras demandas de más presencia institucional son legítimas.

Los ciudadanos de Vigo, todos, tenemos la obligación natural de reclamar colectivamente, el lugar que nos corresponde por derecho. Ello supone, tener las garantías de servicios públicos y administrativos que nos merecemos y, el reconocimiento social y político de la situación tanto por la oportunidad geográfica que es incuestionable, estamos donde estamos, como por el esfuerzo y el trabajo que conlleva nuestro sobresaliente nivel industrial y pesquero; ambos son motores de la economía territorial en los ámbitos local, metropolitano, provincial y autonómico.

Nuestra contribución, nuestro esfuerzo han de ser compensados, contribuímos a las arcas públicas de la Administración gallega y española con generosidad, consecuentemente no se nos puede, ni se nos debe, relegar a estar en segunda fila, siempre en el banquillo, de suplentes.

Queremos ser también protagonistas políticos en primera línea, igual que lo somos en la economía y en la cultura, habremos de ser protagonistas de primer orden en la política gallega, porque hemos sido y seguimos siendo el motor de cambio, de progreso, de modernidad y bienestar presente, porque tenemos las bases para el futuro de nuestra tierra, Galicia.

Por Dolores Sánchez Monclova

10 septiembre 2009

109. Se ha esfumano el efecto Corina, Vigo está cambiando de maneras.

Abel Caballero paso a paso,va tejiendo un nuevo espacio, la gente ve a su Alcalde por sus calles cada día.

En la ciudad de Vigo, empieza a pensarse que la ex-alcaldesa no tiene tanto interés por los ciudadanos. Ven con desilusión muchos como Doña Corina Porro es capaz de renunciar a cuaquier cosa que no venga de sus propias filas, incluso aunque suponga dañar los intereses de los vigueses, de quienes en definitiva llevan muchos años buscando la imagen formal que les represente y que les dirija a buen puerto, al margen de las siglas políticas.

Deshacer por diferenciarse políticamente, no es estar a la altura.

Nuñez Feijoo acaba de demostrar a los gallegos que la educación, cuestión de primerísimo orden en cualquier sociedad, es para el PP de Galicia, para el Presidente de todos algo que se utiliza también para marcar diferencias, al margen de sus inocentes destinatarios. Mientras, en la cuna del capitalismo mundial, un Presidente lucha por la universalización de la sanidad, intenta hacer llegar a los niños la necesidad de formarse, se encara a la avaricia y al egoísmo de quienes no tienen fondo, de los que quieren tenerlo todo.

La ciudad de Vigo, se está acostumbrando a ver a un Alcalde que atiende a sus obligaciones rectamente, todos los días, que se pasea las obras, que quiere ver en directo los problemas, que acepta y encaja con paciencia las críticas también desde esta página, el Alcalde no refleja cambio en su mirada, al ser insultado con desaire públicamente por quienes han tenido la desgracia de no asistir en condiciones a la escuela, víctimas de actuaciones deshumanizadas de políticos, aún hoy al uso, que no han sabido dejar plantado el germen de un derecho universal, la educación.

¿Para cuando piensa poner en marcha un buen equipo político?

Muchos vigueses ya no dudan que aquí ahora hay un Alcalde, Abel Caballero, el buen capitán tan deseado para esta enorme nave que va repleta de riquezas, empujando sin medida.

Ya no existe el efecto Corina, Vigo poco a poco está cambiando de maneras.

Salvo mejor parecer.

Baldo