01 julio 2009

98. Servicios sociales cercanos

Las situaciones a veces son parecidas pero no son iguales. No es lo mismo participar de la concurrencia entre gentes de distintos lugares llegados a un sitio para departir y compartir, acompañándose los unos a los otros, sin premeditación, habiendo decidido motu proprio asistir a un evento que, acudir a un lugar llevado, colocado, dejado al pairo de la situación, con el gesto oficial de "ahí te quedas, trata de disfrutar, después te recogemos".

Dar por bueno lo que puede resultar una chapuza, es ser cruel. Proliferan por doquier, los actos a los que gustan de asistir "políticos" al margen del deber institucional, pendientes sólo de la imagen, de la rentabilidad, asistidos de ingenuos colaboradores, inducidos, manejados, que se dejan llevar del boato más que de su profesionalidad, profesando quizás involuntariamente un triste culto al mal gusto.

Son tiempos para fijarse en quienes están dispuestos para cumplir con el cometido social de colaborar, poner los medios que hagan posible la realización de lo que dispongan directamente los ciudadanos destinatarios de los servicios sociales. No al revés.

Existen personas que militan en la política, que vienen planteando ese necesario cambio, que exigen un acercamiento real de las administraciones a los ciudadanos, no sólo a través de la creación de órganos participativos, que también, sino a modo de participación directa en la generación de ideas complementarias, haciendo servicios sociales dirigidos a colectivos mixtos, que reflejen la realidad de la vida, contrarios a los actualmente al uso que manejan a los usuarios tal si fuesen muñecos de trapo.

Hablar de inversión pública sin plantearse una decidida transformación de los servicios y de la asistencia social, desde la Administración Local, es no tener interés por la gente, por los votantes, por quienes son el origen y destino de los ideales, cualquiera que sea el signo político de donde vengan. Junto a las inversiones públicas en obras, en instalaciones, ha de estar como pilar básico del bienestar, lo cotidiano de las personas, desde su propia iniciativa, sin imposiciones, con actuaciones frescas, donde prime la persona.

Transferir las competencias, los presupuestos y los medios.

Hacer un verdadero pacto de complicidad para que todo funcione, sin protagonismos, teniéndose en cuenta únicamente la figura de aquel legítimo representante que ha elegido, en cada momento, el pueblo.

Unos servicios sociales cercanos, con naturalidad.

Salvo mejor parecer

Baldo

9 comentarios:

Manuel Lorenzo dijo...

Los Ayuntamientos tienen que hacer esa función

Cándida dijo...

Los protagonistas políticos de la actual Xunta son unos figurones, pasn de los mayores y de sus necesidades, que las tienen muchas y las de algunos son vitales, esos figurones solo aparecen en actos públicos.

Balbina dijo...

No es dificil, Zapatero tiene la ocasion de ayudar a los servicios sociales, así lo dijo en el Parlamento y en Galicia Fijoo, tipo listo, sabe que es necesario pasar los servicios sociales y el bienestar a los ayuntamientos de las ciudades y de pueblos grandes. Les resulta a todos mas rentable politicamente y como se esta haciendo inversión publica, como tu dices, este es el momento justo

Luis dijo...

Los socialistas, en España siempre han hecho una politica de servicios sociales buena para los ciudadanos y para los trabajadores.

En Galicia el Bloque Nacionalista lo hace mal, muy mal. El Partido Popular, es verbenero y cateto

Miguel Iglesias de Mérida dijo...

A quienes tienen ideas no los escuchan. Si dejan actuar a los ideólogos de cualquier partido, los chupones tendrían que irse para casa. Eso es lo que tiene que cambiar, que salgan a la luz los que saben

Ramón Suarez dijo...

Señor, sigo sus artículos desde hace tiempo y aunque usted se declara progresista me llama su respeto por los contrarios, en plena campaña defendio usted a Núñez Feijoo de las estupideces de Touriño y Quintana, en su artículo -Feijoo está dando la cara-

Ahora leo su artículo sobre los servicios sociales, creo que como dice no se trata de partidos sino de servicio, el partido popular no esta lejos de esa línea. En Vigo mismo han planteado crear un servicio mixto (como usted señala) en la Gota de Leche.

Rogelio dijo...

La xunta de Feijoo va a dar un cambio a lo que hizo Quintana, las guarderías, centros y hogares van a ser otra cosa.

María dijo...

Los cambios son necesarios pero deben ser los ayuntamientos como en europa

Estrella dijo...

Esta bien esa idea de los servicios mixtos. Es muy buena idea