15 mayo 2010

Zapatero, desde esta parte respeto, prudencia y contundencia

Desilusión, frustración y rabia, reflejan el estado de ánimo de las clases sociales más bajas de la sociedad española.

La mayoría de los votantes de izquierdas se preguntan: ¿Por qué no incluyeron en el paquete inicial a quienes más tienen?

Una vez más, pudiera ser que los ciudadanos estén más enfadados por las formas que por el fondo.

¿Son necesarias las medidas de ajuste?, si. ¿Son acertadas las medidas adoptadas?, en parte si.

Ayer, en un emotivo acto de entrega de premios Primero de Mayo, llevado a cabo por CCOO de Vigo, se notó tensión en el ambiente por distintas razones, todas ellas de profundo calado en los ideales. Uno de los galardonados que no pudo asistir, por razones obvias, el Magistrado Baltasar Garzón, centró gran parte de las intervenciones interrumpidas continuamente por la ovación y muestras de solidaridad y cariño de los presentes. De fondo, también cierto resentimiento por la decisión del Gobierno de adoptar medidas de ajuste económico, dirigidas de una manera contundente hacia sectores poco favorecidos de la sociedad, caso de los pensionistas. Entre los intervinientes en el acto, destaca la de un invitado venido de Madrid, en nombre del Secretario General de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, quién aludió a la muy probable posibilidad de una huelga general, intervención que recibió aprobación y aplausos.

El Gobierno, todavía debate la adopción de medidas que incluyan en el paquete, tarde, a las personas que tienen más capacidad económica. La duda siembra discordia y pasará una factura muy cara.

Nadie duda, de que las medidas drásticas adoptadas por el Presidente Zapatero, son una respuesta necesaria a la desconfianza internacional ante las previsiones fatalistas del déficit español. Aunque algunos, como el Partido Popular, se empeñen en dar la espalda en momentos clave para la economía española, sabemos, que todo es poco para evitar el pánico en los mercados y alejar las dudas sobre la estabilidad.

Las adversidades sobrevenidas, habrán de ser asumidas.

De todos es conocido que en la mesa tenemos, por más que nos pese, la discusión seria y sosegada sobre cuestiones de futuro a adoptar casi de forma inmediata, que por impopulares que resulten, por el bien común conviene afrontarlas, pero habrán de hacerse contando con sus destinatarios, amparados por el más exquisito respeto a los ciudadanos y especialmente a los votantes de un proyecto progresista. Retrasar la jubilación, congelar gastos superfluos, atajar el fraude fiscal, ¿por qué ocultarlo?

La competitividad y las prejubilaciones, aunque estas últimas suponen un gasto a evitar, no es menos cierto que en concretos sectores que están resultando improductivos, al estar sometidos a cambios coyunturales emanados de Directivas europeas, caso, entre otros, de empresas estatales de una considerable dimensión, como Correos y Telégrafos, en la cual, dado el gran número de funcionarios adscritos, permitiría una opción de reajuste de plantillas al tiempo de consolidarse empleo, haciéndose un canje de funcionarios, que han cotizado más de 30 años, por desempleados integrantes de sus propias listas de contratación, aplicándose un porcentaje de salidas que permita una estabilización de las plantillas y una reorganización de los efectivos, con vistas a la competitividad.

Mientras tanto, produce escalofríos, escuchar a la oposición del PP, manifestarse en pro de evitar las restricciones sociales. No podemos seguirles el juego, por esta parte sólo cabe decirle a Zapatero que responderemos con respeto, prudencia y contundencia.

Salvo mejor parecer

Baldo

16 comentarios:

Javier dijo...

Caña, hay que darles caña porque siguen sin tener claro que los ricos paguen

Laura dijo...

Menudo lío, pensar que podría hacer mejor las cosas y siempre de terco, corriendo a última hora

Ana M. dijo...

Es hora ya de ser valiente, con claridad y contundencia. Lo que nadie va a entender es que se pueda ir contra los principios básicos, las políticas que nos diferencian con respecto al PP, que ahora aprovecha para hablar de igualdad y derechos de los trabajadores, en cualquier foro y ante cualquier colectivo, incluso sindical, ante el que se encuentre. Quieren ponernos en contra de los pensionistas, de los trabajadores, como si ellos se hubiesen preocupado de otros que no fuesen el capital y los que especulan con él. Hemos de ser consecuentes y no defraudar a quienes nada tienen que ver con la crisis, y si hemos de pedirles que arrimen el hombro, que tengan claro QUE HABREMOS DE SER TODOS, con el esfuerzo y nuestra solidaridad por el país. Pero también que sean capaces de tomar las riendas y las medidas progresivas en función de responsabilidades, patrimonios, beneficios, etc. de los que han contribuído a generar la crisis y , por tanto, HAN DE SER PUES QUIENES TAMBIEN HAN DE RESPONDER Y ARRIMAR EL HOMBRO EN MAYOR MEDIDA.

Anónimo dijo...

Los socialistas tenemos inquietudes progresistas,sabemos que la igualdad,la justicia y la solidaridad,son parte de derechos humanos. No al conformismo,no a la beneficiencia y no al enriquecimiento de unos a costa del trabajo y el sudor de otros.

Reyes dijo...

Por favor, que se metan con los poderosos ya.

La gente entiendo todo pero no entiende que paguen siempre los mimos, me da mucha pena que empiecen a perder la confianza en Zapatero, es necesario que se mueva que haga cosas.

Que no permitan cerdos en la administración que hagan una buena limpieza, que cumplan con los que les votaron y que hagan pagar a quienes hicieron posible la crisis.

Si lo hacen podrán ganar elecciones

María dijo...

Ya no es solo un problema de perder o ganar las elecciones, sino de perder credibilidad y dudar de que sus prioridades sean lo reales que nos dicen.

Iago dijo...

Es fácil ser fuerte con los débiles, y débil con los fuertes.

Pedro dijo...

Puede seguir con las medidas y meter a los ricos.

Los pensionistas mínimos tienen que quedar fuera.

Si hace las cosas tan lento, no me extraña que le caigan hostias de todas partes. El lunes debería tener una solución o mañana domingo en todos los informativos. ¿A que espera?

Es cierto, no se trata de elecciones, se trata de confianza

Gabriel dijo...

Volveran a traicionar a los trabajadores, no tienen cojones para meterse con el poder

Marta dijo...

Me ha decepcionado

Pepe dijo...

Dime de que presumes y te diré de que careces.

Repetían mucho lo de estamos con los trabajadores

Enrique dijo...

Yo espero que este Gobierno tome buena nota de lo que está ocurriendo, y cuanto antes adopte medidas de reajuste que afecten a los colectivos que más tienen, la Banca, los que acumulan patrimonios destacados y los que perciben rentas. sean del trabajo o de capital que superen ingresos, como en el caso, por ej., de los diputados, senadores, e incluso que acumulan dos sueldos de mayor contribución al Estado. Debería de revisarse el que un cargo público perciba por 2,3, o 4 conceptos como ocurre con algunos. Esto debería ser incompatible.

a jo, blanco, derse. dijo...

La socialdemocracia es la gestora del y para el capitalismo, que diría L. Bloom, del Frenta Popular en Francia en 1936.

Hostiá, todo lo que nos contaban del comunismo era mentira; lo jodido es que todo lo que nos contaban del capitalismo era verdad.

Toniño dijo...

Que sea justo

Rubén dijo...

Sí las adversidades sobrevenidas habrán de ser asumidas, pero sobre todo por aquellos que las han provocado o se han beneficiado, y si los trabajadores y pensionistas hemos de ayudar a salir del pozo, que por delante vayan esos colectivos, sino además de injusto será manifiestamente abusivo.

Belén dijo...

Y Pepe Blanco que haga lo que tiene que hacer en su Departamento, que no olvide a Correos y a su personal.