07 enero 2009

55. El PSOE y la ilusión de los gallegos

(Foto: Ramón Escudero)

Pasada esta etapa de gobierno bipartito en Galicia, tiempo nuevo y diferente después de muchos años de gobierno de la derecha al estilo antiguo, para los gallegos, la nueva convocatoria electoral representa la esperanza de poder consolidar una manera de hacer próxima, con capacidad para llegar a la primera división, si se le otorga la fuerza necesaria.

En Galicia, los ciudadanos se han dado cuenta, ¡por fin!, de que nuestros asuntos diarios, hay que tratarlos aquí mismo, luchando mucho desde aquí. Los problemas gallegos propios, felizmente, son diferentes de los problemas de los ciudadanos españoles de otros lugares de España y viceversa.

El día de los Reyes Magos, ha quedado disuelto el Parlamento de Galicia elegido el 19 de junio de 2005. Con el comienzo del próximo día 13 de febrero parte la campaña electoral para la elección de los 75 deputados. Serán muchas las promesas que se harán a los ciudadanos hasta justo las 24 horas del día 27 de febrero.

Esteban González Pons, responsable de comunicación del Partido Popular, grupo que hasta ahora ha sido mayoritario en la Cámara legislativa gallega, ha aclarado contundentemente que en su organización política piensan y actúan lo mismo en Galicia que en Euskadi o, en cualquier parte de la geografía española. Hizo una crítica a partidos como el PSOE que, dijo, son diferentes según el territorio donde actúan. Enfatizó, nuestro mensaje se oirá "alto y claro", por ser el mismo.

Parece que el PP, quiera calentar motores pre electorales, reconociendo directamente a bombo y platillo que no tiene capacidad para entender las circunstancias, las condiciones de vida y las problemáticas propias de las comunidades autónomas; que lo suyo es marcar un guión uniforme y, a partir de ahí, todos al son de la única melodía.

Quizás el líder popular gallego, Núñez Feijoo, que como todos sabemos ha sido Presidente de Correos y Telégrafos, pueda ahora, hablar alto, respecto de sus miedos, declarados públicamente al unísono con Rajoy, a los posibles fraudes en los votos por correo, explicándonos detalladamente ¿por qué? y, también tiene que hablar claro, respecto a la chapuza interna que dejó en la organización empresarial -la mayor de España-, sobretodo en lo referente a ciertas actuaciones propias de la Administración pública que dicha sociedad anónima conserva; tales como, que algunos responsables provinciales de Correos en Galicia, no fueron incluidos en la escritura que otorgaba poderes para ejercer potestades administrativas. Yo me pregunto, si los que ahora mismo gobiernan, una vez conocido este extremo actuarán de inmediato poniendo fin al muy grave entuerto. ¿Lo hará el vicesecretario general del PSOE, Sr. Blanco?

La vida política es un teatro en el cual se hace necesario improvisar continuamente, se trata de una realidad emergente, el guión reacciona, surge a cada momento y las situaciones entran en el escenario. Los actores capaces, dan cuenta de manera holgada a los aconteceres que van apareciendo así ante el público, sin cortinas, de frente, cara a cara.

En Galicia, aun con las múltiples dificultades existentes, con las puntuales y merecidas críticas, la experiencia ha sido buena. Lo bien hecho por Ricardo Varela, el tesón de Touriño tanto en el Gobierno como en el PSOE, la capacidad de Quintana en el BNG y en la Xunta. Asimismo, sigue siendo buena la experiencia, donde los actores de frente dan la cara ante la vida cotidiana; a Vigo, Abel Caballero, trabajador incansable, si las cosas no se le tuercen y permite entrar aire, la convertirá en otra ciudad a la que no reconocerán ni los propios reformadores.

Siguen cerradas las carpetas del área metropolitana viguesa; las actuaciones directas que habrían de sentar precedente en materia de prevención de riesgos laborales en Galicia y en España; la intervención en conflictos técnicos de reconversión laboral tales como los trabajadores del antiguo Valeo -cableados- y otros; ciertas infraestructuras del y con el interior gallego y, ...al fondo a lo lejos los molinos de viento.

Ahora, el PSOE tiene ante sí un reto formidable, contagiar su esperanza, la ilusión de los gallegos.

Salvo mejor parecer

Baldo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los gallegos necesitamos recuperar la ilusion y con ella creer que es posible,gracias a los medios de los que dispone nuestra geografia ,que se defiendan,desde el gobierno tanto local como autonomico,nuestros intereses como gallegos.

Randy West dijo...

"Ahora, el PSOE tiene ante sí un reto formidable, contagiar su esperanza, la ilusión de los gallegos".

Con los datos economicos que tenemos, mas de es millones de parados y cuasta abajo y sin freno hacia los cuatro, quizás cinco millones, creo que el PSOE no puede "contagiar esperanza". Todo lo contrario, paro y más paro. Hace falta un cambio, un giro a estas politicas de despilfarro del dinero de todos los españoles, ineficaces a todas luces. Un gobierno sin rumbo, sin mas horizonte que la improvisacion y la idea feliz, del pan para hoy y mañana Dios dirá.

Y hay que empezar por Galicia para que el cambio de aquellos que prometían el cambio, y el pleno empleo, contagie al resto de la sociedad española y la despierte de esta pesadilla de buenismo y talante, que no talento.

Un respetuoso saludo.